PIXZELLE BLOG

PIXZELLE BLOG
PIXZELLE BLOG

¿Cómo saber lo que necesito para mi App? Segunda Parte

En este punto ya sabes qué es lo que quieres, ahora ¡vamos a hacerlo!

FASE 2: DESARROLLO

Gracias a la definición completa antes entregada el sistema se debería de “explicar por sí sólo”, pero es probable que el personal encargado de desarrollar tu App se acerque a ti con dudas específicas ya que siempre puede escaparse algo o es posible que algo tenga que ajustarse un poco.

Ahora bien, es importante que consideres que el hecho de haber cerrado el "deal" no significa que vas a empezar a ver resultados al día siguiente, pues en realidad eso toma algo de tiempo, dependiendo el alcance total de tu App es probable que hasta la tercera o cuarta semana puedas tener algo tangible con lo que podrás ir evaluando si todo va saliendo como lo esperabas, ya que al principio todos son "fierros" y nada de cuerpo. Piensa que se está armando un automóvil, lo que uno ve es el vehículo armado, nunca se ve cómo o cuándo le pusieron el motor.

En esta etapa se hace todo lo necesario para el diseño, la programación, la implementación, la creación de ambientes y comienzan las pruebas internas del personal.

FASE 3: PRUEBAS DE LOS SISTEMAS

Ya tienes tu producto terminado, genial ¿no? y no puedes esperar más para lanzarlo al público. ¡Espera! Antes de hacer eso es extremadamente importante que se hagan pruebas del mismo. Nunca liberes un sistema al público sin antes hacer las pruebas correspondientes.

Cualquier empresa siempre va a probar y a entregarte algo que funcione y cumpla con lo que se definió, pero ningún sistema es infalible y es probable que algo pueda salir mal, puede ser que no se haya contemplado algún caso o las circunstancias del negocio cambiaron desde que se inició el desarrollo. Es por eso que te recomiendo que prepares un equipo de pruebas reales para antes de liberar tu App.

Por ejemplo, nosotros ofrecemos una garantía de 3 meses una vez que te entregamos tu App terminado. Pero ¡ojo!, esto no significa que sepamos que algo va a salir mal y lo vamos a arreglar después de entregarlo o que no nos dio tiempo de terminar. Significa que sabemos que siempre puede faltar algo, somos humanos y las definiciones también pueden estar mal.

FASE 4: FEEDBACK DE USUARIOS

Una vez que hayas realizado todas las pruebas pertinentes y tu App tenga algunas semanas o meses liberado es muy bueno escuchar a tus usuarios finales.

Seguramente tu idea original ha resuelto las problemáticas presentadas, pero… ¿Qué pasa si se podía hacer de una manera más sencilla? o ¿qué tal si alguna pantalla pudiera traer más información o algunos datos no son necesarios de mostrar o si algún flujo pudiera ser diferente?

Todo esto te lo van a decir los usuarios, y no significa que tu App esté mal, únicamente es algo que en tu mente no estaba contemplado o nadie lo había imaginado así y puede servir para el futuro de tu sistema.

Nunca dejes de escuchar a tus usuarios y siempre trata de responder sus dudas o inquietudes de tu App, al final ellos son los que utilizan tu producto y van a saber qué es lo que le falta o podría ser mejor.

FASE 5: SEGUIMIENTO

Ya tienes tu App desarrollada y está funcionando como lo esperabas. ¿Y ahora qué? ahora sigue el mantenimiento o el desarrollo de funcionalidades que por cualquier razón no pudieron entrar en la primera fase o bien, algunos cambios gracias a los comentarios de tus usuarios finales.

Recuerda que el mundo actual es muy cambiante y cada año (sino es que cada pocos meses) sale algo nuevo, ya sea un nuevo sistema operativo, un nuevo dispositivo, un nuevo hardware, ¡cualquier cosa!, y nadie sabe cómo esto nuevo puede afectar a tu App actual. Por esta razón te recomiendo que siempre se esté cuidando tu App, dándole soporte usando las nuevas tecnologías, tanto por el bien del negocio como por el beneficio de los clientes finales, quien lo van a agradecer cada vez que mejores y agregues nuevas funcionalidades a tu sistema.

Espero que siguiendo estos sencillos pasos puedas construir tu App como un sistema completo y con un gran futuro para ti y tu negocio. En Pixzelle Studio con gusto podemos ayudarte a realizar ese gran proyecto que tienes en mente. ¿Ya cuentas con la definición de tu App para que la revisemos? Cotiza con nosotros aquí.

Post

¿Cómo saber lo que necesito para mi App? Primera Parte

Como lo vimos hace unos meses en este mismo blog, ya sabes que tener actualmente una App para tu negocio es necesario para estar presente en el mundo de los negocios, pero ahora ¿Cómo saber qué es lo que necesita esta App? ¿Qué información se necesita para llevar esa idea a algo real?

En realidad, es algo un poco más complejo de lo que parece porque requiere un gran trabajo y compromiso, pero ya que hoy te voy a llevar de la mano a través de las 5 fases del proceso de creación verás que con un experto como nosotros todo será más sencillo para ti, tu App, tus posibles inversionistas y para las personas que van a desarrollar tu idea.

FASE 1: DEFINICIÓN

Primero que nada, necesitas definir tu idea, así que la pregunta más importante que te debes contestar es ¿Para qué quieres tu App? ¿En qué te va a ayudar?

Es importante describir toda esta información y todas las ideas que vayan surgiendo sobre la App en un documento destinado exclusivamente al proyecto, pues será el que podrás entregar al personal indicado para cuando sea el momento de desarrollar la App.

Para hacer es necesario que consideres lo siguiente:

- Versión del documento: Ya que no sabes cuántas veces una idea puede cambiar, lo mejor es que lleves un control de lo que has cambiado en un mismo documento para que cualquiera que lo vaya a leer tenga la versión más actualizada del proyecto.

- Introducción: Empieza tu documento con un pequeño resumen de lo que necesitas que se haga en tu App. Tus preguntas clave: ¿Qué necesito? ¿Para qué?

- Antecedentes: Detalla los problemas que te llevaron a buscar esta solución. Tu pregunta clave: ¿Cómo llegué a esta solución?

- Objetivo: Es muy importante definir qué es lo que esperas obtener con tu App para resolver la problemática (antecedentes). Tu pregunta clave: ¿En qué me va a ayudar/beneficiar?

- Alcance: Debes definir los alcances para la App. Tu preguntas claves: ¿Hasta dónde debe de llegar la App? ¿Va a estar separado en Fases? ¿Qué es lo que sé que se necesita, pero no se va a desarrollar en este momento?

- Descripción de funcionalidades: Una funcionalidad es una sección de la App o una parte del sistema que realiza una tarea en específico y nos devuelve un resultado, por lo quees muy importante definir detalladamente cada funcionalidad de la App. Tu pregunta clave: ¿Cuáles van a ser las tareas que va a realizar mi App?

- Requisitos tecnológicos: Es indispensable definir los requisitos tecnológicos para desarrollar tu App. Tus preguntas clave: ¿Vas a usar un hardware exclusivo? ¿Cuál es el target de mi App? ¿Quién va a analizar los resultados esperados? Como es evidente, es muy importante que cubras todas las partes necesarias (App Móvil, Administrador Web, Backend, Hosting) así como especificar los sistemas externos que te gustaría utilizar, tales como sistema de cobros online, notificaciones en los dispositivos, integración con SMS, integración con mapas, etc.

- Requisitos gráficos: Debes definir si necesitas que otra empresa haga todo el diseño de tu App. Mucha gente no lo sabe, pero es muy importante para las empresas saber cómo quieren que sea vea su App ya que los diseñadores no son “magos”, pero pueden hacer maravillas si se les indica correctamente qué es lo que se quiere. Recuerda: "No existe una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión", tu diseño e imagen es algo muy importante para tus clientes potenciales, no dudes en dedicar parte de tu presupuesto a algo tan importante como la calidad de imagen y expertos como nosotros podemos recomendar lo que creemos será lo mejor para que tu App muestre esa excelente impresión que esperas.

- Presupuesto Asignado: Es muy importante saber cuánto es lo máximo que puedes destinar para pagar por la App, pues muchas veces el presupuesto no alcanza para todo lo que se necesita desde el principio; pero ¡no te preocupes!, es posible dividir el proceso de tu aplicación en fases o en versiones, sacar una primera versión de tu App y cuando tengas más presupuesto cubrir las fases posteriores o hacer una versión renovada con más funcionalidades. Si no tienes una idea del valor real del desarrollo de una puedes apoyarte en quien va a realizar tu proyecto diciéndole cuanto tienes en mente gastar por el mismo.

- Reglas de negocio: Debes considerar todas las distintas reglas y/o normas que se deben de tomar en cuenta para las distintas funcionalidades.

- Riesgos: Finalmente, debes definir si existen riesgos al crear tu App para poder atacarlos o aún mejor: evitarlos.

Todo lo anterior es la primera parte de todo un proceso que nos ayuda a saber qué necesitamos para nuestra App. En nuestra siguiente entrega nombraremos las fases restantes del proceso del ciclo de vida de una App.

Si tienes alguna duda o deseas cotizar tu App, pueden entrar a nuestro cotizador y con gusto te ayudaremos.

Post